Muchos dicen qué la gente malvada, no nace siéndolo. ¿Tú de verdad lo crees así? {+18}

 

¡ATENCIÓN!



El foro se visualiza a la perfección –y muchísimo mejor– con el navegador Mozilla Firefox. Si es qué aún no lo tienes y el foro se ve hecho todo un asco, ¿qué esperas para descargarlo? (:
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Little Hangleton {Personajes Canon Libres e importantes}Elite
Jue Jul 26, 2012 9:07 am por Zephyr Nott

» Mondi Straccio {Normal}
Dom Sep 18, 2011 11:13 am por Aphrodite P. Mourchois

» Magic's Whisper {Elite}
Mar Ago 09, 2011 4:28 pm por Aphrodite P. Mourchois

» Hogwarts Dark Era {#} { Época de Tom Riddle RPG+18 } { ¡FORO NUEVO! } { Élite }
Dom Ago 07, 2011 8:39 am por HDE

» Confesionario
Sáb Ago 06, 2011 4:03 pm por Edward I. Reindhart

» Una mañana agotadora {Edward}
Sáb Ago 06, 2011 8:18 am por Edward I. Reindhart

» Escapes Nocturnos {Katherine}
Sáb Ago 06, 2011 7:31 am por Edward I. Reindhart

» Kiss me, k-k-kiss me infect me with your love, and fill me with your poison {Relaciones deAphrodite}
Vie Ago 05, 2011 10:07 pm por Aphrodite P. Mourchois

» Dark Mysteries in Paris {Normal}
Vie Ago 05, 2011 4:43 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Lun Dic 22, 2014 2:11 pm.
sister sites
{Sólo por invitación de una administradora.}


elite sites



Image and video hosting by TinyPic








Image and video hosting by TinyPic


http://img705.imageshack.us/img705/8389/100x40forodiannaalexlov.jpgA Diamond is ForeverES Crusade http://img194.imageshack.us/img194/8668/100x40friendsgg.jpg http://illiweb.com/fa/pbucket.gif Secret Melody http://illiweb.com/fa/pbucket.gif


Comparte|

La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo
MensajeAutor
MensajeTema: La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber] Mar Jul 12, 2011 10:50 am

-Lo siento, señor Jones, pero tener hambre no me sirve como excusa para que se encuentre fuera de su cama a estas horas. Voy a tener que restarle puntos a su casa.

Henry Jones, alumno de Gryffindor. De cuarto o quinto, como mucho, lo cierto era que no lo recordaba bien. Le había atrapado en el segundo piso mientras hacía la ronda antes de irse a dormir, muy concentrado intentando que nadie percibiera su presencia allí. Se había llevado un buen susto cuando la joven apoyó una de sus pálidas y finas manos sobre su hombro, con una suavidad que bien podría haberse confundido con el roce de un fantasma. Regina habría asegurado que le había faltado poco para soltar un grito de pavor. No le culpaba. El castillo se veía bastante tétrico durante la noche, sin más sonido que la respiración y el incesante latido del corazón de uno mismo. El muchacho se veía bastante afectado por aquella captura inesperada, pero también más relajado.

-Usted sabe perfectamente que no puede salir de la torre de Gryffindor después del toque de queda, ¿me equivoco?-El joven permaneció callado, pero Regina pudo ver incluso en medio de la oscuridad como se habían encendido sus mejillas.-Confío entonces en que no se volverá a repetir.-Murmuró, usando un tono de voz bajo pero firme. La joven sabía que estaba mal, pero en el fondo debía reconocer que sentía cierta diversión al ver aquel rostro temeroso y atento a cada una de sus palabras. El Gryffindor la miraba como si temiese que de un momento a otro fuese a convertirse en un basilisco furioso. Regina le clavó aquellos ojos azules con intensidad para reforzar el efecto de sus palabras, y sólo cuando estuvo convencida de que había conseguido lo que quería, relajó la expresión y sacó del bolsillo de su capa uno de aquellos dulces caseros que le mandaba su madre desde Londres semana sí, semana también. Se lo extendió con la misma expresión seria que había mostrado desde que le pillara instantes atrás y se inclinó un poco hacia él para usar un tono más confidencial.-Sólo por esta vez no voy a restarle puntos.-Confesó, acabando por mostrar una sonrisa pequeña y amable.

-Y ahora vuelva a su cama o me aseguraré de que le caiga un castigo del que se acordará hasta que esté en séptimo.-Anunció, irguiéndose tan alta como era. Menos de un segundo fue lo que tardó Henry Jones en desaparecer por el pasillo a toda prisa, de vuelta a los dormitorios de Gryffindor. Sí, eso de tener tantos hermanos le había enseñado algo a Regina: que se cazaban más moscas con miel que con vinagre, pero que aún así no se podía olvidar cierta firmeza. Sonrió suavemente, satisfecha, antes de seguir andando por el pasillo con tranquilidad. Sólo la luz de la varita iluminaba tenuemente el corredor y le dejaba ver por dónde caminaba.

No obstante, en medio de aquel silencio sepulcral Regina pudo oír el leve sonido de unos pasos. Frunció ligeramente el ceño y aceleró el paso para llegar al final del corredor. ¿Otro alumno fuera de la cama a tan altas horas de la noche o era otra cosa? La chica apretó los labios suavemente, sin poder evitar sentirse algo nerviosa. No era común encontrar tanta actividad en una sola noche, y menos de forma tan seguida. Así, tragó saliva y se animó a girar la esquina tras la cual había oído aquellos misteriosos pasos, alzando rápidamente la varita para apuntar al causante de estos. Lo que encontró, sin embargo, distaba bastante de lo que había esperado.-¿Mulciber?-Inquirió nada más reconocer su rostro, pero no bajó la varita.
Regina A. Salinger

avatar
Ravenclaw

» Localización : Detrás de ti
» Humor : Eléctrico
» Mensajes : 109
» Fecha de inscripción : 08/07/2011
Ver perfil de usuario
Volver arriba Ir abajo
MensajeTema: Re: La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber] Miér Jul 13, 2011 5:14 pm

Nada divertía más a Godfrey que realizar las rondas de prefecto en los corredores del pasillo a altas horas de la noche como eran las dos de la madrugada… Salvo, claro, un dolor de muelas. Lo único que el Slytherin rescataba era poder quitarles puntos a los leones desde por estar divagando a altas horas de la noche hasta por ”Arruinar la estética del castillo con su fealdad”. Algo infantil de su parte, sí. Pero se regodeaba con el llanto de los de primero o segundo y de los rostros que enrojecían de los mayores, con ansias de golpearlo en la cara. Pero eran sensatos, no se atreverían a hacerlo por más que les pagaran cientos de galeones. Esa noche parecía estar todo tranquilo, demasiado para su agrado. Sus pasos eran cortos y silenciosos, las suelas de sus zapatos de cuero importado estaban encantadas para que amortigüen el traqueteo molesto al chocar con el suelo. Con apenas unos pocos haces de luz lunar proveniente del firmamento, se las arreglo para caminar por el largo corredor del segundo piso. Llegando a un tramo donde las esquinas y direcciones alternativas abundaban, tomo el camino hacia uno de los baños del segundo piso.

Sumido en sus pensamientos y con su varita girando sobre su diestra, ceso sus pasos para reposar su cuerpo sobre una de las paredes. A pesar de llevar una capa de tela grueso y abrigada, el basalto frio como un tempano de hielo se hizo sentir hasta su piel. Una descarga eléctrica le proveyó posteriormente un incomodo escalofrió, que recorrió toda la extensión de su columna vertebral hasta erizar los vellos de su nuca. La razón de dicha sensación lo atravesó y apenas se dejo ver una vez que traspasó su cuerpo, un aura blanquecina, difusa e incorpórea. Un fantasma, que sin inmutarse en absoluto continuo su camino, traspasando paredes como el ser intangible que era. Malditos muertos. Muciber se reincorporo sobre sus pies y se sobo los brazos, aparentemente, la energía fantasmagórica había provocado que los vellos de su brazo también se crisparan. De pronto una nueva sensación fue captada, esta vez por su sentido auditivo. Pasos, desesperados. Luego, el silencio, suponiendo que ese “alguien” se había detenido. Debía ser un alguien humano, los fantasmas no podían pisar con firmeza. Pensó para sí con trivialidad mientras caminaba hacia la esquina, asomando apenas su cabeza para encontrarse con la escena: Salinger, prefecta de Ravenclaw, advertía a un alumno de Gryffindor. Tan sutil y amigable. Joder que respeto imponía, pensó Godfrey nuevamente con ironía.

Aprovechando que finalmente el muchacho se vio liberado de la autoridad que imponía la prefecta, Mulciber dio un par de pasos fuera de su recóndito escondite, impidiendo el paso de Jones. – Sus compañeros le agradecerán, Jones. Acaba de perder cincuenta puntos en una noche – Agitó su varita, produciendo de forma no verbal el hechizo iluminador. La tenue luz en la punta de su varita fue suficiente para que se notaran las facciones severas en su rostro. – Y eso solo por estar fuera de la cama, supongo que de algún lado iba a hurtar la comida. Otros veinte puntos menos por querer atentar contra la hospitalidad de Hogwarts. Si sabe sumar sabrá que acaba de batir un nuevo record perdiendo setenta puntos. Enhorabuena – Aquello había sido una excusa, pero Mulciber quería sacarle provecho a aquella ronda y su posibilidad se había presentado como por arte de magia. – Ahora vete. – Hizo un paso hacia el costado, curvando una sonrisa divertida al verlo correr desesperado hacia su sala común.

Salinger. Que buen trabajo haces… – Musito sin borrar esa sonrisa de su rostro, adjuntando socarronería en su tono de voz. La varita de Regina emanaba una luz más potente, por lo que, al ser suficiente, Godfrey volvió a agitar la suya pensando en el contra encantamiento que extinguiría la luminiscencia de la suya. – No sabía que me tocaba una guardia compartida – Alego con cordialidad mientras enarcaba con ligereza su ceja.

_________________

La primera condición para la inmortalidad es la muerte.

GODFREYthëronbastienMULCIBER

I would never hurt you. You're safe with me:
 
Godfrey T. Mulciber

avatar
Slytherin

» Localización : Hogwarts
» Empleo/Ocupación : Estudiante
» Humor : El que se me apetezca.
» Mensajes : 39
» Fecha de inscripción : 07/07/2011
Ver perfil de usuario
Volver arriba Ir abajo
MensajeTema: Re: La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber] Jue Jul 14, 2011 6:29 pm

Mulciber, tan adorable como acostumbraba, parecía haberla emprendido aquella ocasión con el joven Jones. No había sido muy difícil adivinarlo después de ver el descompuesto rostro del menor mientras subía acelerado las escaleras. El Slytherin le habría descubierto antes de que pudiera volver a su cuarto y le habría aplicado el castigo del que ella le había liberado con una dureza sin igual. No era algo fuera de lo común pero aún así se sentía terriblemente molesta por ello. Lo peor de todo era que ni siquiera podía luchar por intentar quitarle el castigo, pues la falta existía. Y Mulciber estaba allí para atestiguarlo. Regina le miró seria, con la irritación ardiendo en sus ojos como un fuego vivo, debatiéndose furioso con el gélido azul de su iris. La varita seguía apuntándole al pecho, aunque sabía que el joven no significaba ninguna amenaza. Al menos por el momento.

-¿Alguna vez te han dicho que eres un encanto con los niños, Mulciber? Deberían darte un premio al prefecto más amable.-Respondió, sarcástica, mientras bajaba finalmente la varita. Acto seguido, su mirada fue a parar directamente a lo alto de las escaleras por las que había desaparecido el Gryffindor.-No había ninguna necesidad de restarle puntos, ya había aprendido la lección. Con tu actuación, no obstante, sólo has conseguido crear miedo y probablemente un odio notable hacia todos los de tu casa.-Añadió mientras se pasaba una mano por el pelo rojizo. Sabía que el objetivo del Slytherin había sido precisamente ese: provocar miedo y malestar; aunque no hubiese realmente una razón que lo explicase. Regina hacía mucho tiempo que había dejado de buscar explicaciones a los actos de las serpientes. Resultaba una actividad simplemente inútil. Sólo ellos conocían los porqués de sus actos, y de poco servía quejarse o intentar cambiarlos.

-Supongo que podemos acabar la ronda juntos, al menos así podré asegurarme de que no castigas a alumnos a los que acabo de indultar.-Comentó antes de soltar un largo suspiro, pero dejando que en su rostro se formara una expresión más relajada y amable. Pasearse por el castillo en busca de infractores no era su actividad favorita, precisamente, pero en compañía todo parecía un poco más ameno. Aunque fuera en compañía de un Slytherin bastante intransigente.-¿Vamos?-Sus cejas se alzaron suavemente, mientras los ojos de la chica inspeccionaban el rostro calmado aunque algo inexpresivo del muchacho en busca de una respuesta.

No obstante, por alguna razón sintió la necesidad irreprimible de dar una explicación coherente para aquel cambio de actitud en lo que respectaba al joven; como si tuviera que excusarse por querer un poco de compañía mientras se paseaba por los pasillos desiertos de un castillo en mitad de la noche.-Piensa que así acabaremos antes y no perderemos tiempo pasando por lugares por los que ya ha pasado el otro....-Indicó, torciendo levemente el gesto. Tampoco era que Mulciber la cayera mal. No había tenido suficiente trato con él como para poder hacerse una idea aproximada de la clase de persona que era, pero aunque así fuera...no era quién para juzgar las acciones de nadie. Nunca se sabía cuando las apariencias podían engañar.
Regina A. Salinger

avatar
Ravenclaw

» Localización : Detrás de ti
» Humor : Eléctrico
» Mensajes : 109
» Fecha de inscripción : 08/07/2011
Ver perfil de usuario
Volver arriba Ir abajo
MensajeTema: Re: La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber]

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

La ronda de prefectos [Godfrey T. Mulciber]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba
Página 1 de 1.
Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
PRICE OF EVIL :: Hogwarts. :: » Segundo piso. :: Corredores.-
Cambiar a:



foro protegido por creative commons©. la trama y el diseño gráfico son propiedad de sus respectivas administradoras, siendo creados exclusivamente para "THE PRICE OF EVIL". los personajes canon y la mayor parte de la ambientación, son propiedad de J.K Rowling & pertenecen a la saga Harry Potter©. cualquier plagio, ya sea total o parcial del contenido original que aquí se expone, será totalmente denunciado ante foroactivo y CC.
TODOS los códigos e imágenes fueron modificados completamente por la administración en específico para éste foro. por ello, no admitiremos que tomen nuestro trabajo y muy cómodamente lo utilicen en sus foros sin siquiera dar crédito; si te interesa algún código que ves aquí, es mejor que pidas orientación a la cuenta original de administración, en lugar de sólamente copiarlo y pegarlo a tu antojo.

Crear foro | Foros RPG | Harry Potter, Hogwart, | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis